Creo que el género mismo es la violencia, que las normas de masculinidad y feminidad tal y como las conocemos, producen violencia.

-Beatriz Preciado-

miércoles, 13 de febrero de 2013

Veto de caza



El amor es libre e imprevisible
Empecemos con típicos y tópicos. A una determinada edad, hay gente que aspira a casarse o es la gente que hay a su alrededor quien anima a hacerlo. Una vez se anuncia el ritual de casamiento, es normal escuchar como a alguien de la pareja se le dice: “ya te han pillado”, “estás perdidx”, “¿sabes dónde te metes?”, “se acabó lo bueno”. Y pienso que es normal, sobre todo, teniendo en cuenta la diferencia en el significado de la palabra patrimonio (tener bienes) y matrimonio (tener una relación contractual con vistas a tener descendencia). Hay otros múltiples ejemplos y seguro que son mejores. En fin, no me resulta extraño que haya personas que puedan pensar que amar es una atadura y  que limita su libertad.

Sin embargo, amar no es casarse, tampoco significa exclusividad, posesión, sufrimiento, dependencia, celos… No es algo estático, sino que varía y produce mil emociones que no siempre se experimentan de igual manera. No hay nadie que pueda colmar todos tus anhelos, deseos, necesidades y vacío que no seas tú mismx. No hay seres incompletos que requieran de otra persona para sentirse feliz y en plenitud.

No sé las palabras que definen el amor, porque es libre e imprevisible. Para mí, en el amor de pareja, amar es, desde la libertad, sentir, crear, abrirse a las experiencias de la otra persona y hacerse presente ante dicha persona; para ello, hay dos aspectos fundamentales: el cuidado y la escucha porque me permiten ser y enriquecerme en la relación con otro ser humano. Hasta ahora, el problema ha sido buscar un ideal de amor porque esto nos impide sentir y disfrutar lo que realmente está pasando.

4 comentarios :

Las Tartas de Sole dijo...

Muy de acuerdo con tus palabrás, y más cuando hace tan solo dos meses y poco que me he casado. Es tremendo oir frases como las que comentabas anteriormente como "te has casao, la has cagao" o "no veas lo que te espera", desde luego que las he oido más de la parte masculina que de la femenina. Y son cosas que desde luego molestan porque ya no vivimos en una época en la que existan los matrimonios de conveniencia (por lo menos en nuestro país) y además a nadie le ponen una pistola en el cuello para que se case. Un@ adepta el compromiso LIBREMENTE, porque AMA a esa persona y es con ella con la que DESEA estar.
Me ha encantado tu escrito. Te felicito y creo que era necesario.

PiZPi ReTa dijo...

Gracias Sole, siempre es un placer contar con tus ánimos y tus aportaciones. Me encanta que hayas puesto en mayúsculas libremente y deseo!

Marisol dijo...

Me ha gustado tu reflexión, estoy de acuerdo, pero ¡Ojo! no se vosotras, pero reconozco aún estando por la igualdad cambiar los patrones amorosos sexistas entre los que me he socializado, educado, y crecido, cuesta y mucho, puesto que todo lo anterior dicho es inconsciente y nuestra labor si deseamos una paridad es amar conscientemente a la otra persona.

Me ha encantado, yo también te felicito ;)

PiZPi ReTa dijo...

Hola Marisol, totalmente de acuerdo contigo y, en esa misma línea tengo una entrada que se llama Tan Complicado [http://teregalolaa.blogspot.com.es/2013/02/tan-complicado.html].

Dificilísimo salir de los patrones aprendidos, pero no hay nada imposible.

Gracias por tu aportación y por concretar. Saludos!

Publicar un comentario

La editora no se hace responsable de los comentarios vertidos por terceras personas. No se permitirán comentarios ofensivos. Se pide el máximo respeto.